La cultura del abrazo Por Stella Maris Dall’Asta Alcocer

(spanish version) 

 

Introducción

Decidí entrevistar por la admiración que me produce y por que lo considero un agente de la cultura a Carlos Dall’Asta, mi hermano. Entendiendo cultura desde distintos aspectos, por un lado, por su gran cercanía al mundo de las artes, siendo él bailarín, artista plástico y cantante de tango. Por otro lado, entendiendo cultura en base a la definición de poseemos de una sociedad que comparte ciertos rasgos y cierto folclore, en este caso particularmente podríamos hablar del tango como rasgo de identidad argentina.

A contramano de la crisis económica hace 10 años que Carlos fundó su Escuela de tango, Danzarín, en Atenas, Grecia. Esta escuela es un espacio multidisciplinario, ya que cuenta con cursos de teatro, yoga, pilates, danza contemporánea y contact improvisation, entre otras disciplinas. Todos los domingos se realiza una milonga, a la cual asisten en promedio 120 personas, siendo así la mas popular de Atenas.

Esta escuela fue fruto de perseverancia, ya que tiempo atrás, del 2007 al 2009, Carlos había creado otra academia de tango, la cual quebró. Pero esto no le impidió el seguir intentando con viento y marea, creando así Danzarín.

Carlos también expone sus pinturas en distintos museos y galerías del mundo, ya que su otra pasión es la pintura, habiéndose formado en la Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano y en la Universidad Nacional de Arte (UNA).

Las entrevistas que realizamos fueron vía telefónica, ya que tenemos una amplía distancia geográfica que nos separa. He de admitir que debido a las 6 hs de diferencia horaria que tenemos entre Grecia y Argentina, no siempre fue fácil coordinar el horario de llamada. Creo a mi entender, que, en esta recopilación de entrevistas, se ve reflejada la confianza y el cariño que nos tenemos, aun así, procuré que no sea una charla informal, debido a la naturaleza de este trabajo práctico.

 

 

 

 

 

Entrevista

 

¿Cómo definirías cultura? ¿Te sentís en relación con ella?

  • Bueno, ante todo yo me dedico a la danza, me dedico a la pintura y también me gusta mucho el canto, así que el arte lo abordo desde diferentes enfoques, que me brinda la utilización de las diferentes disciplinas. La danza, las artes plásticas y el canto. Así que cultura para mi es la serie de comportamientos de una sociedad delimitados por su forma de pensar y sus costumbres, expresado a través de las artes.

 

¿Cuáles fueron tus influencias? ¿Cómo fue tu formación?

  • Mis influencias en las artes plásticas son básicamente toda la pintura argentina. Como soy egresado de la Escuela de Bellas Artes y del IUNA también, tengo toda la influencia de la escuela de los pintores de La Boca y la pintura nacional, como Spilimbergo, Berni y así como también mucha pintura europea post-impresionista.

 

¿Cuáles considerarías que son tus influencias en cuanto a lo musical?

  • En cuanto a lo musical mi fuente de inspiración máxima es el tango. El tango me brinda un mundo de posibilidades, un mundo poético y único, que no tiene comparación, y la riqueza musical, que es algo inédito en la historia universal de la música. Como persona que vive en la actualidad también me influye el rock nacional y cierta música en inglés. Pero el tango, es un lugar de donde partir y a donde llegar, es una música con mucha fuerza, mucho espíritu, con mucha visión de futuro, porque en el mismo tango yo encuentro rock. Es algo muy contestatario, y por eso digo que tiene una gran visión de presente y futuro.
    Así como también en la danza misma se puede ver esto. Si nos ponemos a pensar que la danza del tango se basa en el abrazo y en la improvisación, ya de por si nos podemos dar cuenta que es algo contradictorio, por la misma naturaleza del abrazo, la cual se encarga de limitar al bailarín. Ósea, por un lado, hay una gran limitación, por otro lado, hay una búsqueda máxima de libertad. Lo mismo sucede en el tango musicalmente, en el cual hay un ritmo muy claro, mientras que la melodía es algo que pretende escapar de esa estructura… Entonces la riqueza que se genera entre la melodía y el ritmo es algo único. Hablándolo con músicos de otras disciplinas, por ejemplo, del jazz, o de rock, ellos también coinciden en esto, resaltan que no existe tanta libertad como en el mismo tango. Sintetizando, te podría decir que encuentro en el tango algo universal, un mundo poético muy humano y de una riqueza estilística increíble.

 

¿Sentís que existe alguna conexión entre la pintura y el tango como baile o como música?

  • Siento que se nutren mutuamente. Mi forma de encarar el arte es desde diferentes disciplinas, a mi me encanta desarrollar mi danza, como también mi pintura y mi canto a la vez. Esta cosa multidisciplinaria es algo que me apasiona. Entonces, cuando encuentro alguna solución en una de estas disciplinas, intento entender como se traduce desde otra disciplina. Entonces puedo decir que los contrapuntos que hay en el tango, en la música, también los hay en la pintura. La línea, por ejemplo, es algo que limita, mientras que la mancha es algo que busca expandirse, así como también sucede con la danza… La danza es algo delimitado por las direcciones, o como dijimos, por el abrazo, sin embargo, los movimientos que se suceden en ese dialogo en la pareja exceden todo molde establecido, generándose una anarquía dentro de algo bastante fijo. Ósea lo fijo da fuerza a la revolución, y la revolución refuerza la normativa.

 

¿Ves cierta relación en el tango con la realidad de Argentina? Porque está esta visión del tango como algo casi ya muerto, antiguo, o que lo bailan los turistas. ¿Cómo lo ves conectado con la cultura argentina de hoy en día? ¿Y con la griega?

  • Bueno, el tango es nuestra expresión mas importante y mas genuina de la Argentina. Es algo que no se le debe a Europa, es algo por lo que no hay que pedir permisos a ninguna cultura, porque el tango somos nosotros. Y creo que por esta manía de dar siempre importancia a lo de afuera, no se le da el valor intrínseco que tiene esta forma poética de vivir. La rebeldía que tiene el tango, y lo desenvuelto que es, es parte de nuestra forma de ser. Es algo sumamente actual, quizás mucho más actual ahora que antes, porque ahora se encrudece la crisis social. Y en vez de buscar una música contestataria como el rock nacional, se podría tranquilamente encontrar una gran forma de expresión dentro del tango mismo. Por otra parte, el abrazo es algo sumamente nuestro. Yo lo veo acá y lo veo en muchas partes de Europa y en todo el mundo, no existe esta cercanía, este tacto, esta cosa de dar un beso a una persona a pesar de que no la conoces, simplemente porque es un conocido o incluso alguien que estas viendo por primera vez.

 

¿Este contacto lo ves muy distinto al contacto que tienen los griegos? ¿Ellos no tienen esta idiosincrasia?

  • A pesar de que los griegos se nos parecen en muchos aspectos, como en lo desenvueltos que son, puedo ver el gran contraste que existe. Y ni hablar con los alemanes, o el norte de Europa, ahí directamente no existe este contacto humano. El beso se da desde una distancia, si es que se da. El abrazo es algo único nuestro, esa cercanía, esta forma de dar la mano, que cuando el extranjero lo encuentra se enamora. El abrazo en el tango es lo que lo hace universal. Simplemente ponete a pensar que no tienen otro ambiente en el cual se abrace la gente. Y en las sociedades más frías esto empeora, esto se acentúa, casi como una falta de humanidad, por el hecho de dar importancia a la productividad y a la eficacia.
     

¿Cuál es la primera impresión que tienen los griegos al tener a otra persona tan cerca a la hora de bailar? ¿Podes observar que hay cierta incomodidad desde un comienzo? ¿O se acepta fácilmente?

  • Al principio hay una incomodidad. Claro que sí, porque el abrazo incomoda, la cercanía incomoda, el mirar a los ojos incomoda, entonces al principio hay una especie de dilema con uno mismo. Pero cuando se entiende y se supera eso, genera una especie de adicción, porque uno se da cuenta que es algo tan lindo el compartir con un desconocido, que no podés parar de bailar, entonces empiezan a acudir a las milongas. Ahí te poder dar cuenta, que hay muchísima mas gente que está buscando ese abrazo y ese momento de poder hablar y escuchar, y de dialogar sin una música que te perfore los oídos. En el ambiente del tango hay un entorno de respeto que no existe en otros entornos, por ejemplo, en un bar puede ser que no hables con nadie y menos des un abrazo.

 

Retomando un poco, ¿Sentís que esto del contacto es lo que atrae a los griegos a bailar tango? Porque no es un baile que originalmente esté en su cultura, sino que es totalmente adquirido y elegido por ellos.

  • La forma de expresión que encuentran en el tango es algo inédito para ellos, por el mismo abrazo, que dijimos antes, y a partir de ahí se van interiorizando en la música, en los diferentes intérpretes, en las orquestas, y la cultura argentina en su totalidad. Lo que los apasiona es la danza del abrazo.

 

¿Entonces podríamos decir que, si redujéramos tu escuela a un núcleo, de donde todo nace, sería el abrazo?

  • Claro que sí, el abrazo es lo que lo hace universal. Esa es la ventaja en cuanto a los demás bailes de salón, ya que hay una real búsqueda de conexión… Cuando uno entiende eso, que es la esencia del abrazo, uno va adentrándose en mejorar la técnica y se va enriqueciendo el vocabulario dancístico. Pero es de alguna manera adictivo este baile, de una forma sana.

 

Hace un tiempo me decías que dentro de Grecia tu milonga era la más popular ¿Cuál crees que es la causa?

  • Lo más importante es ser genuino, el secreto de la milonga es que se pretende romper las distancias y ser transparentes. Le doy mucha importancia a lo humano, así como también a la técnica y a la tradición. Es un equilibrio perfecto entre la disciplina y lo humano.

 

Las veces que fui a tu milonga me pareció sentir que estaba entrando a uno de los típicos clubes de barrio, como Luna de Avellaneda ¿Es esto intencional o se fue dando solo?

  • En esta búsqueda de ser genuino se fue llegando a esto, un lugar distendido, sin poses y dando importancia al prójimo… Y así se pudo crear esta Luna de Avellaneda que vos decís. Porque en definitiva el ser humano no cambia en la esencia, lo que uno busca siempre es el corazón y la calidez en los otros, para así poder expresarse sinceramente. Y el otro secreto es amar incondicionalmente el tango y todo lo que hago. Yo amo la docencia, dedico mi vida a la docencia, y creo que la gente eso lo puede ver y lo entiende. Y así, como doy lo mejor de mí, el otro da lo mejor de si mismo. Esa es la razón en buena parte de la popularidad de Danzarín. Y claro que hay una búsqueda de superación diaria, ya sea en el sonido, en la calidad del piso, en las mesas y sillas, y hasta en las florcitas, detalles que hacen que nunca sea una noche igual a la anterior. Para mi lo peor que hay es repetirse y creo que en Danzarín siempre está ese sentimiento de que algo nuevo está pasando.

 

Ya que estás hace tantos años ahí ¿Cómo sentís que afecto la crisis griega en tu negocio?

  • Yo creo que afectó fuertemente porque fue un momento de cambios para la sociedad griega, ya que no están acostumbrados a las crisis económicas. Se cerraron muchas academias de baile, muchas milongas dejaron de funcionar, así que la economía golpeó duro al tango. Porque en momentos de crisis lo primero que la gente deja de hacer son las actividades de esparcimiento, se dedican a tareas imprescindibles, y cortan los hobbies. Así que fue un momento extraño, porque, además, cuando yo vine, Argentina estaba mejorando económicamente (en el 2005) y Grecia estaba empeorando. En realidad, fui a contramano, viví una crisis muy fuerte acá, pero con mayor calma que los griegos. Ellos habían entrado en pánico, y yo viniendo de Argentina ya había vivido esto. Pero el cambio fue tremendo, imagínate que antes la bonanza económica era grande, la gente tomaba clases particulares. En cuanto al tango había pocos profesores, en aquellos momentos, la gente tomaba muchas clases con ellos… Pero con el pasar de los años la oferta de profesores de tango creció, hoy en día hay mayor competencia.

 

¿Económicamente está mejor Grecia en la actualidad?

  • Si, está un poco mejor, podría decirse que está en una situación estable. Claro que Grecia no es como Alemania o Francia, es considerado un país pobre en consideración a sus vecinos europeos.
    Algo que ayudó mucho a la permanencia de la milonga es que siempre tuvimos precios populares, entonces la gente eso de alguna manera lo valora… Lo valoró antes, y lo sigue valorando. Hay una accesibilidad económica que permite que venga gente de todas clases sociales.

 

Para ir concluyendo te quería consultar ¿Cuáles son tus próximos proyectos? ¿Cómo visionas tu escuela a futuro?

  • Mis planes a futuro son afianzarme más en lo que hago, valorar mi arte, mi pintura, mi danza, mi eclecticismo y seguir sin miedo, pero siempre divirtiéndome. Crecer, buscar nuevas estrategias para seguir innovando, y no quedarme entre lo seguro y lo inmediato. Intento ver las oportunidades cuando reina el pesimismo en esta sociedad, cosa que también sucede en Argentina. Pero está bueno estar atentos, y en momentos de cambios, como los que estamos viviendo, tener una mirada positiva es fundamental, y crear un puente entre las personas que sea verdadero. Porque el éxito real es aquel que perdura y está basado en el factor humano.
    En lo práctico tengo más exposiciones que voy a hacer pronto, planeo tener un taller, que tanto anhelo, expandirme con la pintura; que el tango llegue a mucha mas gente; y estoy escribiendo un libro enfocado a la enseñanza y a la divulgación del tango, haciendo foco en lo contemporáneo de esta danza.

 

¿Te gustaría decir algo más?

  • Si, en base a lo que me preguntaste al principio, me quedé pensando. Y la verdad, es que me siento embajador de la cultura argentina, a pesar de que no tengo ningún apoyo de la Embajada Argentina, porque más allá de ciertas cuestiones simbólicas, no me auspician económicamente. Pero claro que soy embajador en algún punto, por el hecho de compartir nuestra cultura a través del tango, por otro lado en Danzarín hacemos proyecciones de películas argentinas, hemos visto los partidos de Argentina del mundial y también invito a tocar a músicos nuestros que vienen por primera vez acá.

 

Consideraciones finales

           

            Reflexionando acerca de lo hablado con mi hermano, se podría pensar que la cualidad humana que tenemos como sociedad argentina es lo que nos distingue en el extranjero. Siendo que a veces no valoramos esta cuestión nuestra. En este caso podemos tener una hipótesis que plantea que el éxito del tango en la cultura griega es la cercanía humana en su máxima expresión, es decir en el abrazo. Ya que el abrazo es una cuestión totalmente intima, la cual como cultura argentina tenemos muy naturalizada.  El abrazo probablemente podría simbolizar la ruptura de un espacio, que se comparte generalmente con un bailarín al cual desconocemos. Así como en este caso analizamos el abrazo del tango, podríamos compararlo a otras acciones tales como el beso a la hora de saludar, o el hecho de poder entablar conversaciones con gente que no conocemos.

Esta característica de la confianza a la hora de generar un baile en donde nos encontremos tan cerca del otro, y que a un extranjero podría resultarle sumamente extraño en un comienzo, me lleva a replantearme cuales son los modos de comunicación que naturalizamos día a día. ¿El hecho de que los argentinos se saluden con un beso, cuando hay otras culturas en las cuales esto es una falta de respeto, tiene relación con que el baile que nos identifica internacionalmente sea uno en el que los bailarines están tan cerca que hasta comparten la respiración? ¿Se podría relacionar con las pasiones que despiertan los clubes de futbol o los partidos políticos? ¿Se lo podría denominar un exceso de confianza y pasiones en oposición a una tendencia de un pensamiento racional?
Y hablando del tango en cuestiones musicales ¿Es, o fue, acaso el tango una música de rebeldía? ¿Los temas que interpelan las canciones de tango siguen tan vigentes hoy en día? ¿Acaso la cultura joven de argentina siempre tuvo un dejo de rebeldía en su música, ya sea en el pasado como en el presente?

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now